Asegura un abastecimiento constante para tu tienda de ropa fuera de Bogotá.

El crecimiento y desarrollo de las ciudades en Colombia, trajo consigo la aparición de grandes centros comerciales en ciudades y municipios de todos los tamaños a lo largo del país. Basta con ir a ciudades como Tunja, SanGil, Bucaramanga, Floridablanca, Villavicencio, Girardot, Neiva, Ibagué, Chía, Madrid, Fusagasugá, Pereira o Manizales, y ver cómo en medio de sus paisajes se erigen bloques modernos de espacios comerciales que han representado un oportunidad de negocio para sus habitantes.

La oportunidad que ofrece un centro comercial en cuanto al tráfico de posibles compradores suele ser muy favorable, y esto resulta atractivo para muchos comerciantes exitosos que antes solían tener sus tiendas en calles o pasajes comerciales, y así mismo presenta para ellos el reto de seguir siendo líderes en un espacio altamente competido como es un centro comercial, donde basta caminar algunos pasos para decidirse por comprar una camisa en la tienda nueva del segundo piso.

Por esta razón la ropa importada desde países como Estados Unidos, se presenta como un producto deseado y con una alta calidad de fabricación lo que le permite dejar un mejor margen de utilidad. Sin embargo, el principal reto que enfrentan los comerciantes que se deciden por vender ropa importada es asegurarse de tener un abastecimiento constante en la ciudad donde está ubicado su local, por eso algunos de estos comerciantes recurren a las siguientes prácticas para asegurarse de tener inventario:

1. Traer mercancía por cuenta propia.

Aunque es un práctica común, resulta especialmente retador para los comerciantes equilibrar el tiempo del que disponen a lo largo del mes entre la exigente labor de tener bajo control la operación del local o almacén de ropa, y la demanda de tiempo que supone un viaje al exterior con la respectiva logística estricta que implica viajar al exterior con fines netamente comerciales, y con esto nos referimos a que muchas veces estos viajes mezclan negocios y placer, lo que hace que los costos del viaje, afecten directamente los costos de la mercancía.

Sin embargo, esta limitante no necesariamente debe convertirse en un freno para los comerciantes que necesiten una solución real al problema que representa tener un local en una ciudad diferente a Bogotá y abastecerlo con ropa importada, sin embargo, recomendamos a estas personas hacer una planeación minuciosa de su presupuesto y tiempo, para que esta práctica resulte beneficiosa al momento de establecer los precios de cada prenda y no represente un sobrecosto.

2. Encontrar un proveedor local.

Para aquellos propietarios de locales que no consideran viable pagar por el viaje para traer la mercancía, la ropa importada aún representa una oportunidad de obtener un mejor margen en precios, y la forma de capitalizar este beneficio, es encontrar un proveedor local.

Dependiendo del volumen de importación mensual, un proveedor local puede ofrecer costos muy competitivos para la ropa importada, y dependiendo de su ubicación es probable que el transporte hasta la ciudad donde está su punto de venta, no represente un costo elevado, sin embargo, la mayoría de importadores y proveedores locales suelen tener sus propios almacenes lo que reduce la cantidad de mercancía que tienen disponible para la venta al por mayor, y de por sí las cantidades importadas suelen ser bajas, razón por la cual, los propietarios de tiendas de ropa importada suelen contar con varios proveedores lo que afecta directamente su estructura de precios y su capacidad de negociación para conseguir un costo por prenda más favorable.

Con todo y sus limitantes, en el negocio del comercio de ropa importada suele cobrar mayor importancia mantener un flujo de mercancía variada constantemente para poder aprovechar los mejores márgenes, ya que los compradores de mayor poder adquisitivo, que aman estas marcas y que suelen estar dispuestos a pagar más por la calidad que suponen estas prendas, también suelen buscar exclusividad representada en prendas que otras personas no puedan conseguir fácilmente.

Por esta razón es importante para cualquier persona que esté pensando en abrir una tienda de ropa importada en una ciudad fuera de Bogotá, estar al tanto e incluir en sus costos la logística a través de la cual va a adquirir y asegurar su abastecimiento de prendas, ya que de este flujo periódico (preferiblemente mensual) de mercancía depende gran parte del éxito del mismo.

En Puerto Madeira, gracias a nuestra amplia experiencia como importadores de ropa desde los Estados Unidos, hemos reconocido esta oportunidad y por esta razón hemos dado marcha adelante a nuestro plan de importación mensual de 2.000 prendas lo que nos permite ofrecerle a nuestros clientes con tiendas por todo el país una amplia y diferente variedad en prendas y la posibilidad de alcanzar una mejor negociación por volumen.

Si te interesa mantener un abastecimiento constante de ropa variada en tu tienda de ropa en cualquier lugar del país, te invitamos a contactarnos a través de nuestra sección al por mayor, haciendo click en el botón que encuentras abajo, también puedes visitar nuestro catálogo si quieres ver algunas de nuestras prendas o contactarnos vía whatsapp al 3173836148. Adicionalmente, puedes registrarte en nuestra lista de contactos usando el formulario que encontrarás abajo para mantenerte al día con nuestras noticias y otros artículos de interés.

Suscríbete a nuestra lista de noticias si quieres estar al día con nuestros artículos y la llegada de nuevas colecciones.

* indicates required